Liquen Planopilaris (LPP)

El liquen planopilaris (LPP) es un tipo de alopecia cicatricial que se presenta en la edad adulta, principalmente en las mujeres. Los pacientes generalmente tienen una historia de pérdida irregular del cabello con prurito severo, dolor y ardor. El curso puede ser variable y puede ser visto como una lenta progresión de pérdida irregular del cabello o adelgazamiento del cabello generalizada a lo largo de varios años, o una rápida progresión durante varios meses. LPP es generalmente considerado una manifestación de una enfermedad del cuero cabelludo conocida como liquen plano. Con el liquen plano, puede haber involucramiento de la piel, uñas o membrana mucosa.

En el examen del paciente con sospecha de LPP, la ausencia de ostia folicular (las aberturas de los folículos pilosos a través del cual emerge el cabello de la piel) en el cuero cabelludo es un fuerte indicador de que este proceso es debido a una forma cicatrizante de pérdida del pelo, y no a la pérdida de pelo genética. En LPP puede haber enrojecimiento e irritación alrededor de los márgenes de las áreas con pérdida de cabello, sin embargo, el centro de las áreas desnudas es suave. Las lesiones del cuero cabelludo pueden ser sencillas o múltiples y pueden aparecer en cualquier parte del cuero cabelludo. Si se sospecha de LPP, una biopsia del cuero cabelludo se realiza para confirmar el diagnóstico.

El tratamiento se orienta principalmente hacia los pacientes con progresión de la enfermedad activa. La terapia está encaminada a prevenir la progresión de la enfermedad. En general, los medicamentos como la hidroxicloroquina y el micofenolato mofetil son eficaces en la reducción de síntomas y signos de la LPP. Incluso con la resolución de los síntomas, todavía puede haber progresión de la pérdida de cabello en el liquen planopilaris.

 

Alopecia Fibrosante Frontal (AFF)

La alopecia fibrosante frontal (AFF) es una forma de pérdida del cabello cicatrizante vista predominantemente en las mujeres. Una queja común es la recesión de la línea del cabello, a menudo asociados con la pérdida de las cejas. A diferencia de la calvicie común (alopecia de patrón femenino), donde el cabello en realidad se adelgaza, en AFF hay pelos de espesor completo intercalados con zonas localizadas de calvicie. A menudo se observa un retroceso de la línea del cabello frontal de aproximadamente 2-3 cm asociada con irritación y enrojecimiento del cuero cabelludo, especialmente alrededor de los tallos del cabello. Generalmente hay prurito asociado con esta condición.

La piel a lo largo de la línea del cabello en retroceso es generalmente pálida y aparece como una banda que puede progresar por encima y detrás de las orejas. El retroceso del cabello puede ser rápido o lento, a veces es auto-limitante. La pérdida de las cejas, que normalmente aparece al mismo tiempo que el retroceso de la línea del cabello (pero puede preceder al retroceso de la línea del cabello por años) puede ser completa o parcial. Algunos pacientes también se quejan de la pérdida de las pestañas, o la pérdida de cabello en sus brazos o piernas. Todos estos son signos clínicos apoyan un diagnóstico de AFF.

Tras una primera historia clínica y el examen físico, el médico generalmente realiza una biopsia del cuero cabelludo. Si una biopsia confirma el diagnóstico de la FFA, el siguiente paso es analizar las estrategias de tratamiento. La primera línea es el manejo médico con medicamentos orales como hidroxicloroquina y doxiciclina, corticoesteroides tópicos, y la inyección intralesional de corticoides. Para la pérdida de cejas, corticoides intralesionales son utilizados y repetidos de 6 semana a 3 meses. Esto puede revertir la pérdida de cabello en los pacientes que todavía tienen algunas cejas restantes.

Leave a Reply