Alopecia, pérdida de cabello en hombres y mujeres

0
989
alopecia

Alopecia, pérdida de cabello en hombres y mujeres

 

  1. Introducción

La palabra alopecia proviene del griego alópex, zorro, e indica una caída de cabello que ocurre en parches. Parecido a los zorros que pierden el pelo durante la primavera. Con este término definimos un proceso caracterizado por la disminución en la calidad y cantidad de cabello.

Existen diferentes formas de alopecia, que difieren en causas, manifestaciones, curso y tratamiento. La alopecia puede afectar todo el cuero cabelludo o manifestarse parcialmente. Por lo tanto, hay formas de alopecia total, generalizada y circunscrita. Además, la apariencia del cuero cabelludo puede variar según el tipo de alopecia afectada: puede ser roja, normal, afectada por descamación o por cicatrices.

Analicemos a continuación las diferentes características de la alopecia que ingresa a lo específico.

 

  1. Alopecia androgenética

La alopecia androgenética (AGA), también conocida como calvicie común, es una condición determinada genéticamente que involucra una miniaturización de los folículos pilosos y una reducción o interrupción de la regeneración del cabello.

En los humanos, inicialmente se manifiesta por un retroceso de la línea frontal y el desarrollo de adelgazamiento en el área de la coronilla. Los folículos presentes en el área occipital del cuero cabelludo no se ven afectados por la caída. En las mujeres, por otro lado, el adelgazamiento es generalizado, particularmente en el área central del cuero cabelludo.

 

La condición es causada por dos factores principales:

La acción de los andrógenos y su relación con los estrógenos

La presencia, en personas genéticamente predispuestas, de una serie de procesos enzimáticos particularmente capaces de transformar las hormonas andrógenas en hormonas destructivas, que atacan los folículos capilares.

La enzima 5-alfa reductasa juega un papel central, capaz de convertir la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). Esta hormona ataca los folículos capilares causando una miniaturización progresiva de estos y la consecuente pérdida de los pelos que producen.

 

¿Cuáles son las causas de la calvicie común?

En resumen, entre las principales causas de la calvicie común:

  • Causas genéticas: los folículos pilosos experimentan la acción de DHT solo si existe una predisposición genética particular en estos. La combinación de genes responsables de esta característica aún no ha sido identificada por los expertos.
  • Causas hereditarias: parece haber una conexión de familia en la manifestación de la calvicie. Los científicos han identificado el cromosoma X como la clave de la transmisión. Precisamente por esta razón, es suficiente en muchos casos observar la condición de de los folículos del abuelo materno para poder especular sobre el curso de la calvicie en un individuo.
  • El estrés, a menudo denominado erróneamente desencadenante, en realidad puede contribuir a un aumento en la caída, pero no es uno de los factores que llevan al cuerpo a atacar a los folículos pilosos.
  • Una dieta pobre y desequilibrada puede causar una degradación generalizada del organismo, sin embargo, no causa la calvicie. Si la caída es causada por este factor, de hecho, será suficiente volver a introducir los nutrientes necesarios en la dieta para que el cabello recupere su fuerza.

 

¿Existen terapias farmacológicas efectivas contra la calvicie común?

Es imposible vencer a la genética. Sin embargo, existen algunos medicamentos que pueden ralentizar el curso de la pérdida del cabello y, en casos excepcionales, revertirlo.

  • Finasterida: un fármaco capaz de inhibir selectivamente la enzima 5-alfa reductasa tipo 2 al inhibir la conversión de testosterona en dihidrotestosterona a nivel del tejido.
  • Minoxidil: un fármaco tópico capaz de estimular la fase anágena del cabello, estimulando su crecimiento.

 

  1. Alopecia Areata

La alopecia areata es una patología muy común del cuero cabelludo, que se manifiesta a través de una pérdida de cabello que conduce a la formación de parches completamente lampiños y asintomáticos, que tienden a ser ovalados o circulares. Solo en casos raros, la piel se manifiesta como eritematosa.

La condición puede ser reversible, pero en aproximadamente el 20% de los pacientes la caída se extiende a todo el cuero cabelludo (alopecia total), mientras que en el 1% también afecta el pelo del cuerpo, tales como las cejas, las pestañas, vello axilar , de las piernas y los brazos, del pubis (alopecia universalis).

La enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, pero las personas con mayor riesgo son los hombres, las mujeres prepubescentes, y las personas entre 20 y 40 años.

La alopecia areata no causa ningún daño al nivel físico, pero tiene un impacto muy fuerte en la esfera psicológica del paciente afectado, a menudo condicionando la calidad de vida y socavando su autoestima.

 

¿Cuáles son las principales causas de la alopecia areata?

Las causas de la enfermedad aún no son completamente conocidas por los expertos. Entre las causas identificadas hasta ahora y más probadas, mencionamos:

  • Factores inmunológicos: parece que una anormalidad del sistema inmune hace que el organismo ataque los folículos capilares causando pérdida de cabello.
  • Factores químicos y farmacológicos: se ha demostrado que algunos fármacos antidepresivos tienen, entre sus efectos secundarios, la capacidad de causar una forma repentina de alopecia areata.
  • Estacionalidad: en caso de alopecia areata recurrente, la recaída ocurre muy a menudo durante el otoño y el invierno. Existen muchos estudios para probar esta hipótesis.
  • Factores psicológicos: el estrés siempre está indicado entre las causas de la enfermedad. En realidad, una condición de angustia psicológica ciertamente puede contribuir a un malestar general del organismo, pero las verdaderas correlaciones entre la alopecia areata y los factores psicológicos aún no se han identificado.

 

¿Hay una cura contra la alopecia areata?

Las dificultades para identificar las causas de la enfermedad hacen que sea imposible definir un plan terapéutico eficaz contra la alopecia areata. En general, se prescriben corticosteroides tópicos sistémicos o intralesionales, pero los expertos aún realizan ensayos para identificar un tratamiento adecuado y funcional para cada individuo afectado.

 

  1. Alopecia fronto-parietal masculina

La alopecia fronto-parietal masculina se manifiesta por un retroceso de la línea de cabello fronto-parietal que conduce a la formación de una forma de “M” (la llamada rayita en retroceso) en el cabello. Este es un fenómeno fisiológico que no progresa hasta que afecta el área del cuero cabelludo medio y la de la coronilla.

Muy a menudo tendemos a confundir este tipo de alopecia con alopecia androgenética, ya que esta última se manifiesta, en sus primeras etapas, precisamente por un retroceso de la línea del cabello. Incluso en este caso, las causas son genéticas, pero las combinaciones de genes que conducen a esta pérdida de cabello son diferentes.

 

  1. Alopecia de tracción

Con el término alopecia por tracción indicamos una forma de alopecia causada por una tensión mecánica prolongada (jalón) o repetitiva en los folículos capilares en una sola dirección o en varias. Se manifiesta por la formación de áreas en las que el cabello está roto o falta. Ocurre, en la mayoría de los casos, en la zona fronto-temporal, pero puede ocurrir en cualquier área del cuero cabelludo.

El evento dependerá de la gravedad de la enfermedad. Inicialmente existe la formación de un proceso inflamatorio en el área que rodea los folículos capilares. El cabello gradualmente se volverá cada vez más miniaturizado. Es posible que también se presente prurito. Si la acción mecánica continúa, puede producirse un adelgazamiento real del cabello, su caída, con la consiguiente formación de parches calvos.

La afección se manifiesta especialmente en mujeres, en particular en las de origen africano, que peinan su cabello en peinados constrictivos, como trenzas o extensiones (cornrows). Incluso las mujeres que se atan el pelo en moño o cola de caballo corren el riesgo de alopecia por tracción. Cepillarse el cabello siempre en la misma dirección o usar un casco o anteojos a menudo puede provocar daños en los folículos en las áreas afectadas por el contacto y la tracción.

¿Cómo se puede tratar la alopecia por tracción?

Para tratar la alopecia por tracción, es apropiado enfocarse en la causa desencadenante. Si nota un retroceso de la línea de cabello debido a un peinado que dañe los folículos pilosos, es aconsejable dejar de tirar el cabello de inmediato, y evitar los peinados restrictivos. Si la anomalía esta en sus etapas iniciales, será posible revertir el proceso de miniaturización y hacer que el folículo se recupere en alguna medida. Por el contrario si el daño folicular ya es severo, y los folículos están dañados irremediablemente, no es posible producir un nuevo crecimiento.

 

  1. Alopecia por tricotilomanía

La alopecia tricotilomanía es un tipo de alopecia por artroplastia. Se manifiesta como un trastorno obsesivo-compulsivo que produce la necesidad de tirar del cabello para arrancarlo. Al contrario de lo que uno podría pensar, es una condición muy común que afecta a personas de todas las edades, hombres y mujeres, desde la infancia.

Conduce a la formación de una o más áreas calvas, generalmente de forma irregular, a veces el cabello aparece en diferentes longitudes pero no está miniaturizado.

Debe considerarse como un trastorno psiquiátrico en todos los aspectos, asociado con ansiedad, depresión, psicosis, etc. y es aconsejable, por lo tanto, ponerse en contacto con un especialista para resolver este trastorno.

 

  1. Alopecia seborreica

La alopecia seborreica es una forma de alopecia temprana que ocurre generalmente en hombres a partir de los 20 años. Incluso en las mujeres puede haber seborrea, pero el porcentaje de casos en que esto conduce a la calvicie es menor.

La alopecia seborreica en los hombres afecta principalmente a la región fronto-temporal y a la coronilla. La pérdida de cabello es causada por la producción excesiva de sebo (seborrea). Entre los principales síntomas están dolor en el cuero cabelludo, picor, descamación y caspa grasa.

La seborrea es causada por la actividad incontrolada de las glándulas sebáceas. El motivo de esta anomalía es la descompensación hormonal. La hormona dihidrotestosterona, nacida de la síntesis de testosterona operada por la enzima 5-alfa reductasa tipo 2, influye en la cantidad de sebo producido.

Los elementos que componen el sebo, como el colesterol, los ácidos grasos libres, los triglicéridos, etc., provocan la acidificación del pH de la piel. Esto conduce a una modificación del metabolismo y el recambio celular de la piel.

Se hipotetiza que una causa adicional de la patología es la presencia de hongos del género Malassezia. Parece que, en las áreas afectadas por la alopecia seborreica, hay una cantidad considerable de estos. El hongo causa multiplicación celular y el sebo cambia en su composición, lo que hace que el cabello sea muy graso. Sin embargo, aún no se ha establecido una relación estrecha entre este hongo y la afección.

¿Cuáles son los tratamientos contra la alopecia seborreica?

Las terapias tricológicas contra la alopecia seborreica deben centrarse en eliminar el exceso de sebo. Finasteride es el medicamento generalmente recetado por expertos.

Una tecnología útil para desinfectar la piel y eliminar bacterias es el láser de baja frecuencia.

 

  1. Alopecia psicógena

El estrés a menudo se conoce como uno de los factores que causan la alopecia. Durante algún tiempo, los académicos han estado trabajando para comprender si realmente se puede considerar una causa desencadenante de la enfermedad. En el siglo XIX, Plumbe y Duhring hablaron sobre “alopecia post-emocional”. La investigación ha estado en curso desde entonces.

Sin duda, el estrés ambiental exógeno, endógeno, social y psicológico, que constantemente estamos sufriendo en nuestras vidas, trae cambios en el cuerpo. Cuando nuestro cuerpo responde a las emociones y situaciones de alto estrés violento, se produce la activación de la corteza hipotálamo-pituitario-adrenal, lo que lleva a una liberación hormonal encima de lo normal. Se hipotetiza que esta puede ser la razón de la pérdida excesiva de cabello. Todavía no hay evidencias concretas de este mecanismo.

Lo cierto es que el bienestar de los folículos capilares y la supervivencia del cabello también dependen del bienestar de nuestro organismo. Es aconsejable tratar de mantener una condición de equilibrio psico-físico para que todos los mecanismos de nuestro cuerpo puedan funcionar de manera óptima.

 

  1. Alopecias cicatriziales

Con el término alopecia cicatricial, indicamos una caída irreversible del cabello causada por la destrucción de los folículos capilares como resultado del daño a las células del bulbo piloso. Todos los tipos de alopecia cicatricial, por lo tanto, constituyen el resultado cicatricial de procesos que conducen a la destrucción completa del folículo piloso.

La alopecia cicatricial generalmente ocurre con la formación de parches en los que el folículo piloso es reemplazado por fibrosis o un exceso de colágeno. La piel parece delgada y brillante. Es posible que haya algo de cabello o algún penacho que siga creciendo porque el folículo ha sobrevivido.

 

Clasificación de la alopecia cicatricial

La clasificación de la alopecia cicatricial es objeto de controversia en el mundo tricológico y dermatológico. A menudo, la misma patología se indica con diferentes nombres y hay mucha confusión. Esto se debe a la falta de certeza a nivel histopatológico y a la etiología de todas las formas de alopecia cicatricial.

Principales tipos de alopecia cicatricial:

  • Liquen plano
  • Foliculitis decalvante
  • Lupus erimetatoso discoide
  • Pseudopelada de Brocq
  • Síndrome de Graham-Little
  • Alopecia frontal fibrótica
  • Alopecia cicatricial en el curso de la androgenética
  • Dermatosis pustular erosiva
  • Alopecia parvimaculata
  • Acné queloide de la nuca
  • Disolución de la celulitis

 

  1. Alopecia de pityrianica o Forfora (de la caspa)

La alopecia pityrianica es causada por la caspa y, si se deja sin tratamiento, puede conducir a un engrosamiento del cuero cabelludo y causar daños en el bulbo del cabello.

La caspa o pitiriasis, que ocurre típicamente entre 10 y 25 años y tiende a mejorar con la edad aunque, en algunos casos, persiste durante toda la vida del individuo. Es causado por un recambio excesivamente rápido de las células que forman la epidermis, es decir, la capa más superficial de la piel. Estos tienden a separarse antes de madurar completamente y dan lugar a escamas blancas que consisten en grupos de células del estrato córneo. El fenómeno puede limitarse o extenderse a todo el cuero cabelludo.

Las razones de este fenómeno aún son desconocidas por los expertos. Se cree que hay una participación del sistema digestivo y del hígado, pero también que los andrógenos regulan el proceso. El hongo Pityrosporum ovale, por otra parte, está siempre presente en grandes cantidades en las escamas de caspa, sin embargo, no está claro si la caspa representa un entorno propicio en que el hongo se establece o si, por el contrario, representa una de las causas.

 

¿Cómo curar la alopecia de la caspa?

El mercado ofrece docenas de champús y lociones anti-caspa, capaces de luchar contra los gérmenes y microorganismos y eliminar las células muertas de la piel del cuero cabelludo. El riesgo de que se corre el uso de estos productos, sin embargo, es que el cuero cabelludo se somete a una reducción de su espesor y experimenta un aumento de seborrea.

Es esencial consultar a un tricólogo para entender cuál es la mejor terapia en el caso individual.

 

  1. Alopecia actínica (de la radiación)

Es una forma rara de alopecia que se manifiesta después de una exposición excesiva a la radiación (rayos ultravioleta y rayos X) en el cráneo. La alopecia actinal se debe a la acción del haz de radiación en el cuero cabelludo. En algunos casos, se observan manchas y el cabello se vuelve muy débil y cae muy fácilmente. En casi todos los casos, es reversible y tiende a resolverse espontáneamente después de varios meses.

 

  1. Alopecia senil

Nuestro cabello, así como nuestra piel y, en general, todo nuestro cuerpo, están sujetos al avance de los años que conduce a un debilitamiento progresivo. La alopecia senil es un claro ejemplo de este efecto. El hecho de que se caiga pelo a medida que envejecemos es completamente fisiológico. Es un fenómeno natural que no debería causar ninguna preocupación.

El ciclo de vida del folículo piloso y el consiguiente crecimiento del cabello cambian según la edad. Los mecanismos aún no son completamente entendidos por los expertos. Parece haber un desequilibrio entre las señales de activación y los procesos de inhibición de las células del folículo piloso. Este desequilibrio causa la desaceleración de la regeneración celular. Una proteína particular, la folistatina, puede modificar los procesos metabólicos de las células.

 

  1. Alopecia iatrogénica (por drogas)

La alopecia iatrogénica es causada por la ingesta de algunos medicamentos que actúan sobre los folículos capilares inhibiendo el crecimiento del cabello. Sin duda, el ejemplo más conocido es la alopecia causada por medicamentos quimioterapéuticos, pero también es apropiado mencionar:

  • Anticoagulantes (por ej . heparina)
  • Inhibidores ACE
  • Antigota
  • Antimaláricos
  • Contra el cáncer
  • Antirreumático
  • Los bloqueadores beta
  • Medicamentos para la tiroides
  • Drogas neuroactivas
  • Venenos
  • Anticonceptivos orales, testosterona y esteroides anabólicos (medicamentos hormonales)
  • Penicilina
  • La caída puede ocurrir en anágena o telógena. La alopecia en el anágeno aparece ya después de 10 días de tomar el medicamento, aquellos en telógeno después de 90-100 días.

 

  1. Alopecia por quemaduras

Muchas veces la alopecia es resultado de quemaduras graves o accidentes de tráfico en los que el afectado puede perder gran parte del cabello, también las cejas o incluso las pestañas. ¿Qué opciones existen para ellos?

Las quemaduras en el cuero cabelludo cuando son muy profundas y afectan al folículo piloso se produce pérdida permanente de pelo en el paciente. Esto sucede a partir de quemaduras de grado 2 B (profundas]), lo que significa que se producen daños en la capa media o dermis, en las glándulas de sudor (por eso las zonas afectadas no sudan) o las productoras de grasa y también puede haber pérdida de piel, incluyendo los folículos pilosos, que es donde nace el pelo.

Este tipo de lesiones no se regeneran por sí mismas y hace falta intervenir quirúrgicamente para tratarlas con injertos de piel. Si los injertos se van a colocar en las áreas de la cabeza donde se encontraba el cuero cabelludo, estos injertos deben de provenir de otras áreas del cuero cabelludo, y contener folículos pilosos.

Si la quemadura ha provocado una alopecia total, la única solución pasa por recurrir a una peluca, pero si es parcial (el paciente tendría que conservar al menos el 30% del cuero cabelludo con pelo) existe una técnica denominada expansión cutánea. Consiste en introducir un expansor tisular (una especie de globo o bolsa) por debajo de la piel donde sí hay pelo, Esta operación requiere anestesia general.

Cada semana, con una especie de válvula se infla el expansor (infiltrando suero) de forma progresiva. De esta manera,  de sí la piel con pelo y cuando ya no se puede dilatar más, el paciente se somete a otra intervención para retirar el expansor y extender la zona con pelo dilatada hacia la zona alopécica.

Las formas de los expansores y su capacidad dependen de la extensión a poblar. Generalmente, Esta técnica compensa en los pacientes quemados y afectados por accidentes de tráfico que han perdido mucha piel con pelo.

 

La motivación es fundamental

Al parecer, los resultados son buenos. Con los expansores, un 30% de la zona dadora puede convertirse en un 60%. Un estudio de la revista Clinics in Plastic Surgery subraya que  el paciente tiene que ser “capaz de entender el procedimiento, encontrarse muy motivado, ser mentalmente competente y cooperar”. Los expansores tisulares suponen una alteración significativa de la imagen corporal por un tiempo prolongado. Se toleran relativamente mal por lo incómodos que resultan, por ejemplo, al acostarse.

A veces, se tienen que colocar varios expansores para cubrir distintas áreas y en ocasiones se pueden mejorar resultados completando con otra técnica basada en los llamados colgajos cutáneos. Son trozos de piel con su tejido subcutáneo que se trasladan desde una parte del cuero cabelludo a otra y que mantienen en todo momento la conexión vascular, es decir, están sujetos al propio cuerpo, sólo se trasladan, bien por rotación o por traslación a la zona próxima que se desee repoblar.

Por otro lado, cuando los defectos son pequeños, por ejemplo, que la quemadura afecte sólo a la patilla o a zonas concretas como las cejas, la opción que se maneja en las unidades de cirugía reconstructiva y reparadora de los hospitales públicos son los colgajos cutáneos. Se extrae una pequeña isla de piel (se suele coger de la zona occipital, la nuca) que lleva folículos pilosos del cuero cabelludo y se traspone debajo de la piel en la dirección donde está la ceja para reconstruirla. Apenas deja cicatriz, es un colgajo de unos 3-4 centímetros de largo por menos de un centímetro de ancho.

 

El vello facial crece más despacio

El vello facial en general es menos denso y más fino que el de la sien. Concretamente, el de la ceja es más duro, más corto y su velocidad de crecimiento es menor.

Si la zona afectada por las quemaduras involucrara a las pestañas, la reconstrucción es más compleja, injertando folículo a folículo de la zona donante por excelencia, la occipital. El paciente tendrá que cortar sus pestañas a medida que crezcan y los resultados a veces no son muy estéticos. Las pestañas tienen una curvatura y una delicadeza imposible de imitar. Las pestañas postizas, podrían ser una opción.