Sol, mar, piscina: consejos para el cuidado del cabello en el verano

0
46

Estamos en pleno verano y aunque es la temporada que hace a todos más felices, especialmente por las merecidas vacaciones después de un año de trabajo, es importante cambiar nuestra rutina para el cuidado de nuestro cabello. Broncearse por largos períodos de tiempo, relajarse bajo el sol y saltar a la piscina para refrescarse son todos comportamientos que pueden costar muy caro a nuestro cabello.

Con la exposición prolongada al sol, el cabello se vuelve más claro, pero incluso si el efecto estético obtenido puede ser agradable, esta condición es indicativa de daño al cabello.

De hecho, además de aclararse, el cabello se vuelve aún más frágil y sin brillo.

La causa es la foto oxidación de los aminoácidos y la reducción del contenido de proteínas del cabello.

El cabello dañado se vuelve más poroso y, en consecuencia, absorbe más agua y tiende a ondularse en un clima húmedo.

Con el foto daño también se puede llegar al fenómeno de los nudos nudos, en este caso, se forma un nudo blanquecino a lo largo del tallo del cabello, donde se pierde la cutícula, y es en ese punto debilitado donde se romperá el cabello.

Así como es importante proteger la piel del sol, lo mismo es cierto para el cuero cabelludo y el cabello.

Aunque una quemadura de sol no puede conducir a una pérdida permanente del cabello, sin duda puede hacer que se adelgace.

Usar un sombrero para proteger el cuero cabelludo del sol es una buena idea, especialmente si recientemente se ha sometido a un trasplante de cabello. Usar una crema o un spray con una protección solar especial para el cuero cabelludo es extremadamente importante. Al elegir el producto, verifique que ofrezca protección de amplio espectro (contra los rayos UVB y UVA) y que no sea comedogénico (es decir, que no obstruya los poros o los folículos capilares).

También es importante verificar durante cuánto tiempo el producto ofrece protección.

Durante los meses de verano, es importante mantener nuestro cuerpo hidratado y lo mismo ocurre con nuestro cabello, que debe conservar su contenido de humedad para mantenerse saludable. Usar un acondicionador de calidad es esencial para mantener tu cabello hidratado.

 

Productos para mejorar la calidad del cabello.

En nuestra tienda, encontrará el acondicionador Hairup, un producto perfecto para mantener su cabello en óptimas condiciones.

Muchos usuarios han hecho preguntas sobre el efecto sobre el cabello de los químicos utilizados en las piscinas. Aunque estas sustancias, en particular el cloro, no son beneficiosas para el cabello, un estudio publicado en el Journal of Dermatology ha demostrado que si se usan las cantidades correctas, estos químicos no pueden causar la pérdida del cabello.

El cloro, en particular, cambia las propiedades físicas del cabello y la carga eléctrica de los minerales relacionados con el cabello, a través de ciertas reacciones químicas que ocurren en el pigmento del cabello, los aceites que los cubren y las proteínas del tallo.

El cloro también puede infiltrarse entre las fibras capilares. Los cristales de cloro pueden separar las fibras capilares destruyendo la estructura del tallo del cabello. Una vez que estos enlaces se rompen, el cabello se debilita y el cabello se rompe.

Antes de entrar en una piscina es saludable que el cabello lo moje con agua fresca.

Esto reduce la absorción de sustancias químicas como el cobre, que se usa como algicida y es dañino para el cabello.

Para minimizar los riesgos, puede usar una gorra de silicona cuando vaya a la piscina.

Se recomienda lavar el cabello cuidadosamente con productos específicos para mantener la película hidrolipídica.

No duchas de agua caliente, que desengrasan la piel, sino agua tibia o fría.

Después de salir de la piscina o del agua de mar, evite peinar el cabello mojado. De hecho, cuando el cabello está mojado, las células de la cutícula se elevan y pueden dañarse por la fricción del peine o cepillo. El cabello mojado siempre está en la condición más frágil.

Si es necesario, seque el cabello con una toalla frotando suavemente y use solo un peine de dientes anchos.