Dermatosis Neglecta

0
48

La dermatosis neglecta es una afección inflamatoria asociada a la suciedad causada por la falta de lavado. Como resultado de la falta de limpieza, se forman escamas en la piel que son oscuras, cerosas y se parecen a las hojuelas de maíz.

Esta condición prodece lesiónes generalmente distribuidas en el tronco, el cuello, los hombros y el cuero cabelludo, mostrando una superficie verrugosa hiperpigmentada con escamas o costras adherentes.

Esta condición puede causar alopecia.

Cabello Aceitoso

Su cuero cabelludo, como la piel del resto del cuerpo, contiene pequeñas glándulas productoras de aceite y cera llamadas glándulas sebáceas. El aceite producido por estas glándulas se llama sebo. Además de mantener lu piel hidratada, estas glándulas también son responsables de la hidratación del cabello. Cuando sus glándulas están produciendo demasiado aceite, esto puede hacer que su cabello y cuero cabelludo estén demasiado grasos. Aunque parece inofensivo, el exceso de grasa puede obstruir los poros del cuero cabelludo, lo que puede impedir que los folículos pilosos crezcan normalmente. Como resultado, se puede experimentar una rápida pérdida de cabello.

¿Qué hace que las glándulas sebáceas produzcan en exceso aceite?

Hay muchos factores que contribuyen a la producción de aceite de estas glándulas, pero el más conocido son las hormonas fluctuantes.  El estrés también puede ser un factor para ambos sexos, ya que el estrés puede causar un desequilibrio hormonal en hombres y mujeres.

Además de mantener bajos sus niveles de estrés, puede prevenir un cuero cabelludo graso evitando champús, acondicionadores y productos de peinado que contengan aceites pesados y resinas. También existen afecciones dermatológicas (relacionadas con la piel) como la psoriasis y la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo que pueden causar la acumulación de células de la piel y una mayor producción de grasa en las glándulas sebáceas.

Las cantidades excesivas de aceites pueden atrapar y atraer la suciedad, la caspa y la acumulación de productos, lo que obstruye los poros y previene el crecimiento de cabello nuevo.

La piel de una persona se renueva constantemente a medida que las células muertas de la piel se desprenden del cuerpo y se forman otras nuevas. Este es un proceso que se repite aproximadamente una vez al mes.

Las células muertas de la piel se eliminan fácilmente del cuerpo mediante exfoliación e higiene básica, como lavarse con agua y jabón.

Si una persona no se lava una o más áreas del cuerpo, estas células muertas de la piel pueden acumularse en parches de piel que a menudo son oscuros, escamosos y ásperos.

Los síntomas pueden empeorar cuanto más tiempo una persona no se lava. Pueden surgir infecciones secundarias y otras afecciones de la piel si los parches no se tratan.

Los parches de piel escamosa y poco saludables son una colección de diferentes componentes, que incluyen:

  • sudor y humedad
  • aceite secretado por la piel llamado sebo
  • suciedad
  • contaminación, como humo o vapores
  • bacterias y otros gérmenes
  • células muertas de la piel

Causas

La dermatitis neglecta ocurre como resultado de una higiene inadecuada, específicamente cuando una persona evita o descuida limpiar ciertas partes de su cuerpo. El paciente es sucio, no le gusta bañarse, no le gusta lavar su cabello de manera adecuada y no entiende (o no quiere entender) lo básico de la higiene personal.

Cuando la piel no se lava o frota adecuadamente (como lo hace normalmente en la ducha o cuando se baña), la capa más externa de la piel no se exfolia, lo que lleva a la acumulación de parches escamosos que consisten en corneocitos, grasa, sudor y bacterias.

Los corneocitos son células que componen la capa más externa de su piel (llamada estrato córneo).

 

Factores de Riesgo

Quizás se pregunte por qué una persona no se lava ciertas áreas del cuerpo, y esto puede ocurrir debido a varias razones. El lavado inadecuado puede ocurrir como resultado de inmovilidad, dolor, déficits neurológicos o enfermedad psiquiátrica. La sensibilidad cutánea excesiva (llamada hiperestesia), posiblemente debido a una cirugía o trauma previo, es otra razón por la que una persona puede evitar la limpieza. Muchos paciente de traspante de cabello no se lavan adecuadament el cabello o el cuero cabelluo debido a irritación, dolor, o que no entendieron las indicaciones del médico. Otro ejemplo, después de un estiramiento facial, la piel se acumula detrás de las orejas, lo que provoca una pérdida de sensibilidad y una acumulación de grasa en la piel.

La información equivocada es otro posible culpable. Por ejemplo, en un caso se le indicó a una paciente que no se lavara la cara con una toallita después de una exfoliación facial. La evitación prolongada condujo al desarrollo de escamas marrones, que el paciente supuso en realidad era una reacción a la piel.

Edad

La edad y las condiciones relacionadas con la edad también pueden influir en los síntomas. Muchas personas pierden movilidad en el cuerpo a medida que envejecen. También pierden facultades mentales y pierden el sentido de la limpieza. Esto a veces conduce a que ciertas áreas no se laven o una falta total de cuidado personal.

La cantidad de traumatismos, tratamientos y cirugías que tiene una persona también puede aumentar a medida que envejece, lo que puede ser otra razón por la que aparecen los síntomas de la dermatitis neglecta.

Síntomas

Si bien es una afección indolora e inofensiva, la dermatitis neglecta puede ser desagradable y molesta desde el punto de vista cosmético.

Los síntomas incluyen:

  • Escamas cerosas y parecidas a copos de maíz
  • Escamas adherentes, lo que significa que las escamas se adhieren bien a la piel
  • Hiperpigmentación (oscurecimiento) de las escamas, con piel normal debajo

Diagnóstico

El diagnóstico de dermatitis neglecta casi siempre se realiza a través de un historial médico y un examen de la piel únicamente. Con menos frecuencia, se puede realizar una biopsia de piel, principalmente para descartar diagnósticos imitadores.

Una vez diagnosticada, el tratamiento de esta afección implica un lavado suave diario con agua y jabón o toallitas con alcohol isopropílico. En casos más graves, es posible que se necesite un agente queratolítico (como ácido salicílico) para eliminar las escamas.

Tenga en cuenta que durante su examen de la piel, es probable que su médico limpie el área afectada con alcohol. El hisopado con alcohol es una herramienta de diagnóstico útil porque eliminará las escamas y revelará la piel normal debajo. Por lo general, el agua y el jabón también pueden eliminar las incrustaciones.

Pruebas de Laboratorio

A veces, un médico realizará otras pruebas, como una biopsia de piel y una prueba de KOH, para confirmar el diagnóstico de dermatitis neglecta y descartar diagnósticos alternativos.

Diagnósticos Diferenciales

Otras afecciones que su médico puede considerar, además de la dermatitis neglecta, incluyen:

  • Dermatitis atópica (“eccema”)
  • Acantosis nigricans
  • Tiña versicolor
  • Dermatitis seborreica

Tratamiento

El tratamiento de la dermatitis neglecta es sencillo y consiste en un ligero lavado diario de la zona afectada con agua y jabón o alcohol isopropílico. En el cuero cabelludo se usará un buen champú y agua.

Para los casos más graves, se puede recomendar un agente queratolítico (por ejemplo, urea o ácido salicílico o glicólico) junto con un emoliente.

Los ejemplos de agentes queratolíticos incluyen:

  • Urea
  • Ácido salicílico
  • Ácido glicólico
  • Ácido retinoico

Si cree que puede tener dermatitis neglecta y/o está experimentando una afección cutánea nueva o molesta, asegúrese de consultar con su médico de atención primaria o con un dermatólogo.

Si termina siendo diagnosticado con esta afección, la ventaja es que el tratamiento es simple y económico: un buen jabón, champú y agua.