El Engrosamiento del Cabello del Príncipe Harry

0
57

El parche calvo del príncipe Harry creció al doble de su tamaño desde su boda en 2018 con Meghan Markle

El duque de Sussex, de 35 años, aparentemente se sometió recientemente a un tratamiento para el engrosamiento del cabello en la prestigiosa Clínica Tricológica Philip Kingsley, según el diario The Sun. Al igual que su hermano, el Príncipe William, y su padre, el Príncipe Carlos, Harry ha tenido problemas con el adelgazamiento de su cabello en los últimos años.

Además del avance de su calvicie en su coronilla, es motivo de preocupación la condición del resto de su cabello, su textura como de estropajo y su resequedad, lo que podría indicar debilidad.

Muchos fanáticos de la realeza británica están preocupados por la creciente calvicie del duque.

Genes y Estrés

Es posible que genes de calvicie, heredados de sus nobles ancestros masculinos juegue en su contra y provoque este parche calvo, que se extiende peligrosamente hacia todas direcciones y por todo el frente de su cabellera. Otro motivo de esta condición podría ser el estrés de estar casado con la controversial Meghan Markle, la cual ha recibido implacables andanadas de críticas en todos los medios del mundo, debido a su percibida ambición sin límites, sus exagerados gastos en ropa y otros artículos de lujo, su gigantesca huella de carbón (que no deja de crecer) debido a sus constantes viajes en aviones privados por todo el mundo, y al malestar de muchos británicos que la acusan de apartar a su querido príncipe de la Familia Real Británica y de Gran Bretaña, para ir a residir en Canadá. Otro motivo que podría exacerbar su estrés es la presión (que probablemente también le haya impuesto la Markle), de producir ingresos gigantescos en el futuro inmediato, necesarios para su independencia del presupuesto de la Corona Británica, e indispensable para financiar un extravagante estilo de vida donde el lujo desorbitado sería lo mínimo aceptable para sus estatus de príncipes-celebridades internacionales. Es demasiado evidente para todos los que han presenciado la adicción narcisista de la Markle de pavonearse frente a los medios, sus caprichosas decisiones y el rodearse todo el tiempo de celebridades de Hollywood, magnates del espectáculo, banqueros super-ricos, superestrellas de la música y billonarios internacionales, cuya aceptación en sus cerrados círculos la Markle aspira con vehemencia.

La clínica Philip Kingsley, ubicada en 54 Green Street, en el hiper-elegante distrito Mayfair de Londres, cuenta con una clientela extremadamente rica, incluyendo la realeza de varios países de Europa y del medio oriente, actores de lista A de Hollywood y de todo el mundo, modelos top, atletas profesionales de la NFL, NBA, WWE, WBA, IBO, IBA, la FIFA, genios de Silicon Valley, potentados de Wall Street y de otros distritos financieros mundiales.

Hacia fines del año pasado el duque ha visto una mejora en sus mechones de jengibre desde entonces.

En una visita a SudAfrica el duque de Sussex no pudo ocultar su parche calvo en la coronilla. 

El cirujano de trasplantes, el Dr. Asim Shahmalak, afirmó en 2019 que el adelgazamiento del cabello en la coronilla del duque real había aumentado dramáticamente a medida que el duque de Sussex hizo malabares con los deberes reales,  la paternidad y se vió forzado a defenderse del avasallador acoso de los medios.

“Muchos de mis clientes vienen debido a la sutil presión aplicada por sus socios que prefieren no salir con un hombre calvo”.

También cree que Harry podría haber sido presionado por la esposa Meghan para tratar su pérdida de cabello.

Él dijo: ‘Ella era una actriz de Hollywood en su carrera anterior, por lo que sabe muy bien el valor de verse bien’.

El Dr. Asim Shahmalak agregó: ‘La calvicie de Harry fue más lenta en despegar, pero ahora está alcanzando a su hermano rápidamente, particularmente en el área de la coronilla. Su parche calvo se ha duplicado en tamaño en los últimos dos años y lamentablemente su calvicie se está acelerando rápidamente. Está perdiendo su cabello al mismo ritmo que el príncipe William cuando perdió el suyo, cuando tenía 20 años. El gen de la calvicie en la familia Windsor es extremadamente agresivo.’

El príncipe William (en la foto en enero de 2018) comenzó a quedarse calvo cuando tenía veinte años y se afeitó la cabeza en un esfuerzo por contrarrestar la aparienia de pérdida de cabello.

La calvicie está presente en la familia: el príncipe Felipe también es calvo, mientras que el tío del príncipe Harry, el príncipe Edward, también ha tenido problemas con la caída del cabello.

‘Comenzó con el Príncipe Felipe y ahora se ha pasado al Príncipe Carlos y a sus hijos, el Príncipe William y el Príncipe Harry. ¡Esperemos que el bebé Archie no lo entienda también!

“Alrededor del 30 por ciento de los hombres han experimentado algún tipo de pérdida de cabello a la edad de Harry, por lo que su caso no es inusual, particularmente cuando existe un gen de calvicie en la familia”.