Melatonina Revierte la Caída Temprana del Cabello

0
48

Para comprender cómo se relaciona la melatonina con el crecimiento del cabello, es importante comprender que el ciclo de crecimiento del cabello está regulado por hormonas y consta de tres etapas:

  • Etapa anágena o de crecimiento
  • Etapa catágena o transicional
  • Etapa telógena o descendente

La interrupción de las hormonas altera el ciclo y puede hacer que los folículos pasen a la etapa telógena, provocando la caída del cabello. Según un estudio de 2012 publicado en una revista revisada por pares, la melatonina puede contrarrestar los efectos negativos de la alteración hormonal que conduce a la caída del cabello.

Según el estudio anterior, se puede decir que la melatonina funciona de dos maneras:

1.- Protección de los folículos pilosos: además de los factores genéticos, la caída del cabello se ve agravada por el estrés oxidativo (exposición a la contaminación, radiación UV, tabaquismo, etc.). La melatonina es un poderoso antioxidante y, al igual que otros antioxidantes, tiene la capacidad de combatir el estrés oxidativo. Los folículos pilosos tienen receptores de melatonina, lo que sugiere que esta hormona juega un papel en el ciclo de crecimiento del cabello. De hecho, las pruebas de laboratorio mostraron que la aplicación tópica de melatonina extendió la etapa anágena/de crecimiento y resultó en un crecimiento más rápido.

2.- Estimular el crecimiento de las células ciliadas: en el estudio mencionado anteriormente, los participantes fueron evaluados a los 3 y 6 meses posteriores al tratamiento, y más de la mitad informaron una disminución en la pérdida de cabello y una mayor densidad del cabello. Después de 90 días, casi una cuarta parte de los participantes informaron que el cabello había vuelto a crecer. Un estudio anterior (2004) informó hallazgos similares. Los participantes que sufrían de pérdida de cabello se aplicaron una solución de melatonina una vez al día y experimentaron un aumento en la cantidad de cabello en la etapa anágena/de crecimiento.

En vista de lo anterior, parece que la melatonina podría ser una alternativa a los tratamientos de pérdida de cabello más comunes. Parece que carece de los efectos secundarios no deseados de las drogas, aunque las precauciones habituales se aplican a los grupos vulnerables y embarazadas. Parece que la acción anti-radicales libres de la melatonina y su capacidad para estimular los folículos pilosos significa que esta hormona puede ralentizar los procesos asociados con el envejecimiento, incluida la caída del cabello.

Es importante ser realista aquí y comprender que la melatonina no es un elixir mágico que detiene por completo y/o permanentemente la caída del cabello. Al igual que con cualquier artículo de investigación, hay un largo camino por recorrer y lo que puede funcionar positivamente para la mitad de un grupo evaluado puede no funcionar tan bien para otros.

La Investigación

Una investigación publicada en el International Journal of Trichology en 2012 encontró que las propiedades antiandrógeno1 y antioxidante2 de la hormona melatonina podrían convertirse en una solución tópica para el tratamiento de la alopecia androgenética en etapa temprana, o la calvicie de patrón masculino y femenino común. Cuatro diseños de estudio diferentes observaron que la aplicación diaria de la solución de melatonina en el cuero cabelludo redujo la caída del cabello y, en algunos casos, provocó crecimiento de cabello nuevo.

Antecedentes

La melatonina se conoce principalmente como una neurohormona que se produce en la glándula pineal del cerebro y participa en la regulación de la respuesta fisiológica del cuerpo a los ciclos naturales de luz y oscuridad, llamados ritmos circadianos. Una investigación más reciente mostró que la melatonina no solo es producida por otros órganos, incluida la piel. La melatonina es producida por los folículos pilosos y los receptores de melatonina se encuentran en los folículos pilosos. En el año 2000, se descubrió que una dosis baja de melatonina estimulaba el crecimiento de los folículos pilosos en un entorno de laboratorio.

En el estudio de 2012 encargado por ASATONA AG, de Zug, Suiza, una solución con una concentración de 0,0033% de melatonina, junto con el antioxidante ginkgo biloba y biotina, fue probada por su eficacia para retardar la caída del cabello, y su seguridad y tolerabilidad. Este fue el primer intento de confirmar los hallazgos in vitro del año 2000 en un entorno clínico.

Hallazgos del Estudio

Desde enero de 2003 hasta octubre de 2006, la solución de melatonina se sometió a cinco rondas de pruebas, cada una con un diseño de estudio diferente. El primer estudio probó la seguridad de la solución en un estudio cruzado doble ciego controlado con placebo en cuatro mujeres sanas fértiles y cuatro posmenopáusicas. Esta prueba encontró un nivel de melatonina sérica ligeramente elevado, pero no significativamente diferente, después de 14 días de tratamiento en comparación con el placebo. No hubo impactos de seguridad o salud de los tratamientos.

La segunda fase del estudio encontró una reducción significativa en la gravedad de la pérdida de cabello en 30 pacientes con pérdida de cabello temprana después de 30 días de tratamiento, con una caída significativa adicional después de 90 días. Sin embargo, la importancia del estudio es limitada debido al hecho de que no se empleó un placebo para actuar como control del estudio. Además, los resultados se obtuvieron, en parte, a través de cuestionarios subjetivos completados por los pacientes.

La fase tres fue un estudio abierto, clínicamente controlado, más confiable y objetivo en el que participaron 35 hombres con alopecia androgenética. En este estudio, los investigadores utilizaron TrichoScan, un paquete de software y hardware sensible que utiliza la epiluminiscencia para medir la caída del cabello. Se encontró que la densidad del cabello aumentaba en más de la mitad de los sujetos. El aumento medio de la densidad fue del 29% después de tres meses y del 41% a los seis meses.

En el estudio cuatro, los estilistas de cuatro salones realizaron una comparación estandarizada de antes y después en 40 pacientes hombres y 20 mujeres con pérdida de cabello en etapa temprana que aplicaron el tratamiento durante 90 días. Las pacientes mujeres experimentaron reducciones significativas después de 40 días y una reducción significativa adicional después de otros 40 días. La caída del cabello en los pacientes varones se mantuvo estable durante todo el tratamiento.

El estudio cinco fue un estudio multicéntrico, abierto y a gran escala que incluyó a 1,891 pacientes masculinos y femeninos con alopecia androgenética en etapa temprana. Después de 90 días de tratamiento, la proporción de pacientes con una prueba de tirón de cabello positiva (que indica pérdida de cabello en curso) se redujo del 61,6% al 7,8%. Las pruebas negativas de tirón del cabello, que indican que no hay pérdida de cabello, aumentaron del 12,2% al 61,5% en el mismo período. Utilizando formularios de examen estandarizados, los investigadores encontraron una reducción significativa de la pérdida de cabello en dos tercios de los pacientes. Se midió el crecimiento de cabello nuevo en el 22,5% de los pacientes. Además, la proporción de pacientes con presentación de moderada a grave de la enfermedad de la piel seborrea se redujo en más del 30%.

A diferencia de la administración oral, la melatonina aplicada tópicamente se considera una protección eficaz contra los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. También se recomienda para el tratamiento de la alopecia y la dermatitis atópica y para mejorar la tonicidad de la piel, lo que lleva a una reducción significativa de la rugosidad y arrugas de la piel.

La melatonina no tuvo un efecto significativo sobre la proporción relativa de cabellos de color oscuro a claro después de un mes de tratamiento. Una comparación de los recuentos de cabello tomados al final del tratamiento hormonal con los registrados un mes después tampoco mostró cambios significativos.

Sumario

Se descubrió que la aplicación tópica de la solución que contiene melatonina, ginkgo biloba y biotina reduce la caída del cabello y, en algunos casos, hace crecer cabello nuevo. El tratamiento también redujo la incidencia de seborrea. Si bien se desconoce el mecanismo exacto de este resultado, si es efectivo, es probable que esté relacionado con el efecto antioxidante de la melatonina y/o con los efectos antiandrogénicos mediados por el receptor de melatonina. Es necesario realizar más investigaciones sobre la melatonina, pero este estudio actúa como una prueba de concepto para el uso de la melatonina como tratamiento para la caída temprana del cabello en hombres y mujeres y potencialmente como tratamiento para la seborrea. Actualmente, solo dos medicamentos están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para el tratamiento de la caída del cabello, finasterida y minoxidil, por lo que la adición de un tercer tipo de tratamiento médico podría ser beneficioso para los pacientes que no están indicados para esos medicamentos, o preferiría un tratamiento alternativo.