Peores Cortes de Cabello de las Celebridades

0
271

Las Celebridades cuentan un ejército de estilistas, gurús de imagen, expertos en relaciones públicas y marketing, además de otras celebridades para asesorarlos y guiarlos. Entonces cuando aparecen con estilos de peinado como los siguientes, realmente su única excusa es obtener publicidad negativa.

 

Natalie Dormer

Natalie de Game of Thrones. A medida que su estrella continuó en ascenso, apareció en la alfombra roja en los premios Screen Actors Guild Awards en 2014 con este peinado que parece un estilo que podrían haber usado los indios comanches cuando cabalgaban a pelo por las planicies.

 

 

Jennifer López

¿Nadie le dijo que habían terminado los años 80? Tal vez se arregló el cabello de esta manera para desviar las miradas obsesivas sobre su enorme trasero. Algo casi tan enorme para contemplar. Además de que muchos dudan que todo ese cabello sea de ella.

 

Camilla, duquesa de Cornualles

Haberse casado con la realeza y sea la consorte del próximo Rey del Reino Unido, no significa que automáticamente tenga un cabello elegante. Este corte de pelo a la Farah Fawcett decadente no la ayuda.

 

Boris Johnson

Muchos comparan el corte de cabello y su color con el de Donald Trump, y es sospechoso que estos hombres también compartan también nefastas ideas políticas. Boris parece que está peleado con el peine. Muchos también señalan que sus payasadas, que incluyen derribar a niños japoneses pequeños durante un amistoso juego de rugby, colgarse de un tirolina mientras promueve los Juegos Olímpicos de Londres y disolver el parlamento británico. Estas piruetas, junto con su cabello, son muestra no solo de su extravagancia, sino de desordenes mentales no tratados.

 

Donald Trump

Ninguna reseña de peinados terribles de celebridades estaría completa sin la celebridad más nefasta y dañina de los últimos tiempos: Donald Trump. Su cabello de espantajo ha llamado la atención desde hace años. El polémico presidente de EUA, declara: “Bien, lo que hago es lavarlo con champú Head and Shoulders. Sin embargo, no lo seco. Lo dejo secar solo. Toma alrededor de una hora. Esta mañana leí en el New York Post, también veo televisión. Amo a Fox (network), me gusta Morning Joe, me gusta que el programa Today me haya hecho una hermosa pieza ayer, quiero decir, relativamente hablando. OK, así que hice todo eso. Luego me peino. Sí, uso un peine “.

Hace una pausa, frunciendo el ceño, volviendo la cabeza para capturar los detalles del evento. “¿Lo peino hacia adelante? No, no lo peino hacia adelante “. Empuja el borde delantero del ala voladora de su cabello hacia atrás para mostrar dónde está la línea del cabello. “En realidad no tengo una mala línea del cabello. Cuando lo piensas, no está mal. Quiero decir, obtengo mucho crédito por los peines. Pero en realidad no es un peinado. Es un poco hacia adelante y hacia atrás. La misma manera durante años. Lo mismo, siempre.”

Un hombre que no puede mas que hablar incoherencias sobre cualquier tema, no era de esperarse que hablara sobre su cabello coherentemente. Todos tienen una teoría acerca del esperpento de cabello del señor Trump, y cualquiera podría ser acertada. Su cabello puede ser solo un síntoma de su estado mental igual de desaliñado.

 

Rihanna

La mayoría de las mujeres que se pintan el pelo preferirían que no se les vieran las raíces, pero a algunas el desaliño es algo ‘cool’, parecido a llevar zapatos rotos, jeans raidos y rasgados y camisetas agujereadas con los que pretenden conectarse con sus desaliñados fans. Este look de zorrilo chic probablemente no le favorece a ella ni a nadie.

 

 

Robert Pattinson

Aunque muchas mujeres (y hombres también) admiran el look desaliñado de Robert ( como es una celebridad lo admirarían no importando como de arreglara el cabello, o si se lo rapara al cero, pues así es el amor a las celebridades), no se puede decir que el cabello de este hombre no parece un estropajo. Entre las celebridades masculinas es uno de los que cambia de peinado más frecuentemente. Se podría sospechar que lo acompaña un escuadrón de estilistas neuróticos a todas partes a las que va.

 

David Beckham

Este hombre, amado por millones, es otra celebridad que gusta de cambiar de peinado frecuentemente. En esta foto sus cornrows lo hacen ver como un desorientado turista en su primer día de visita en Jamaica y desesperado por que lo inviten a una fiesta rastafari.

 

Russell Brand

Obviamente Russell usa sus peinados para llamar la atención y obtener publicidad, como muchas celebridades, aunque él lo intenta de manera exagerada.

 

Robert Pattinson

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Robert Pattinson era conocido por sus caireles y su amor por chupar sangre. Pero este peinado al estilo campesino o Normando del siglo XI, lo hace parecer un párvulo que no pudo bañarse.