Príncipe Harry retoque inteligente en la portada de Time 100 para que coincida con Meghan Markle

0
48

El campeón de las causas woke, y autoproclamado militante internacional de la ecología mundial, el príncipe Harry, de 37 años, mostró un cabello ‘notablemente’ más adelgazado durante su visita a Nueva York hoy, durante una visita calificada como ‘de pseudo-estado’, después de que ‘habilidades de retoque inteligentes’ le dieron un ‘cuerpo completo’ de cabello para que no desmerezca con el de Meghan Markle en su reciente portada de Time 100, ha afirmado un estilista famoso.

La llegada de la pareja hyperwoke de moda a New York se produce días después de que la pareja apareciera en la portada de la revista Time 100, de la que se burlaron sin piedad en las redes sociales por su uso excesivo de Photoshop.

En las redes sociales millones de personas se burlaron de la portada de Time 100 a principios de esta semana, y ridiculizaron la posición incómoda de la foto cuando el duque de Sussex parecía estar escondido detrás de su esposa.

Muchos bromearon diciendo que el príncipe Harry se parecía al peluquero de la duquesa mientras se paraba con orgullo detrás de ella y ella presentaba su voluminoso cabello. Gran parte de los comentarios burlones sobre la sesión de fotos Time 100 de la pareja se centró en el cabello de Harry, que parecía más lleno de lo habitual, tal vez debido a un descarado Photoshopping.

El duque, de 37 años, y la duquesa de Sussex, de 40, actualmente viven en su mansión de 14.5 millones de dólares en Montecito, California, después de haberse retirado del deber real el año pasado.

¿A dónde se ha ido la calvicie del príncipe Harry? El ‘retoque inteligente’ en la portada de Time 100 le dio una cabellera completa para como la de Meghan Markle, mientras las fotos de Nueva York revelan la pura verdad.

Meghan y Harry han sido conducidos por la ciudad de Nueva York en un convoy de tres SUV devoradores de gasolina para al menos tres sesiones de fotografías de relaciones públicas.

El lujoso convoy que los transportó por la ciudad incluía al menos dos enormes Range Rovers y un SUV Chevrolet oscuro, tienen emisiones de CO2 de 235 g/km por automóvil. La pareja habría viajado un mínimo de 20 millas a través de la ciudad de Nueva York.

Se produce solo cuatro meses después de que Harry dijera que el cambio climático era uno de ‘los problemas más urgentes que enfrentamos’.

Pero a pesar de su su postura pública sobre el cambio climático, en agosto Harry se llevó el jet privado de $64 millones de dólares de un amigo millonario que lo llevó de su casa en Montecito, California, a Aspen, Colorado, y de regreso, para asistir a un aristocrático partido de polo de celebridades adineradas. Es costumbre de Harry y Meghan viajar en grandes aviones privados por todo el mundo, pues su tropa de amigos billonarios se pelean a pellizcos y cachetadas por el privilegio de prestarles sus extremadamente costosos aviones sin cargo alguno, para que viajen a donde les plazca. No se ha podido saber si alguno de estos amigos, adoradores abyectos de la pareja, les ha prestado alguno de sus aviones privados para que viajen a Nueva York en esta ocasión, pero si se sabe que para este evento viajaron un un espacioso avión privado Dessault Falcon de ida y vuelta, emitiendo más de 17 toneladas de CO2.

Anteriormente Harry declaró que el ‘99% ‘de sus vuelos son comerciales después de viajar en otro avión privado a una cumbre sobre viajes ecológicos en Italia. Su descarada hipocresía y simulación ha sido muy criticada aún por sus admiradores ecologistas, pero parece que su lema es ‘hagan lo que digo campesinos, y no hagan caso a lo que hago’.

En agosto, Harry tomó el jet privado de $ 64 millones de un amigo millonario de Aspen, Colorado a Santa Bárbara después de asistir a un partido de polo de celebridades, emitiendo toneladas de CO2 y luego tomo varios enormes SUVs devoradores de gasolina para regresar a su escasamente ecológica casa con 9 habitaciones y 16 baños. 

Esa cumbre se produjo pocos meses después de que él, Meghan y Archie usaran el jet privado de Elton John para viajar a la casa del cantante en Niza, Francia, para pasar unas vacaciones de verano. Elton John es conocido por ser uno de los mas rastreros y serviles admiradores de Harry y Meghan, y al ser cuestionado por la huella de carbón causado por este viaje en avión, se atrevió a comentar que él habría ‘comprado’ créditos para compensar esta huella, como si por comprar estos créditos las toneladas de carbón emitidas desaparecieran.

El autor real Tom Quinn dijo después del viaje en jet privado de Harry en agosto: ‘Esto parece ser enormemente hipócrita, dada toda su ociosa charla sobre el cambio climático.

No es la única hipocresía de Harry, es más, toda su vida parece ser una hipocresía sobre otra.

Harry parece verse a sí mismo como alguien que sermonea al resto del mundo y que su propio comportamiento derrochador y farisaico no es relevante.

La pareja visitó por primera vez el One World Trade Center temprano esta mañana, donde posaron para fotos con la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde Bill de Blasio, que les dieron tratamiento de figuras de estado, o de pseudo-Realeza Británica alternativa, una versión de celebridades de la actual Realeza Británica. Es posible que Harry y Meghan estén planeando reemplazar a la auténtica familia real británica con su propia versión woke, en toda clase de funciones oficiales en todos los países, y estén maniobrando para que los gobiernos de todo el mundo aceptaran de facto esta pretensión.

Poco después del mediodía, fueron a las Naciones Unidas para una reunión de 40 minutos donde tuvieron una ‘discusión importante’ sobre COVID-19, justicia racial y salud mental con la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield.

Entre los lugares que visitaron estuvo una escuela para niños de hogares de muy pocos recursos, donde los niños reciben cupones de comida, en la cual Meghan presumió un atuendo de $7,500 dólares y joyas valuadas en más de $325,000 dólares, lo que muchos calificaron como insensible y agresivo frente a la evidente penuria económica de los niños presentes. La pareja idolatrada por celebridades billonarias alrededor del globo tienen programado aparecer en el concierto Global Citizen del sábado en Central Park, que se centra en la equidad de las vacunas. No se espera que se mencione la ‘equidad’ en otros ámbitos sociales, debido a la desorbitada inequidad de la elevadísima posición social de Harry y Meghan, y las cuantiosas sumas de dinero que gastan para sostener su estilo de vida de millonarios, comparada con el resto de la humanidad.

La pareja visitó por primera vez al One World Trade Center temprano esta mañana, donde posaron para fotos con la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde Bill de Blasio antes de dirigirse al Memorial del 11-S. En una muestra más de la inequidad y tratamiento privilegiado del que siempre disfrutan, el One World Trade Center fue abierto solo para ellos.

Desde allí, hicieron una parada de regreso al lujoso Carlyle Hotel en el Upper East Side de Manhattan, donde la suite de primer nivel cuesta hasta la asombrosa cantidad de $8,800 dólares por noche. La pareja se quedará allí durante su viaje de cuatro días y luego fueron vistos cenando en el elegante restaurante del hotel el miércoles por la noche.

El príncipe Harry fue fotografiado en el icónico bar Bemelmans del Upper East Side de la ciudad de Nueva York en el vestíbulo del costoso hotel Carlyle. Antes de llegar a este bar un batallón de intimidantes sujetos armados, que se identificaron como ‘agentes Homeland Security’ despejaron el bar de personas que no se supone que debieran disfrutar de la cercanía de un príncipe británico y de billonarios, mediante amenazas de violencia física si se resistían a marcharse inmediatamente, ya que la Harry y sus clasistas amigos no tolerarían la presencia de individuos de clase más baja en el mismo bar.

Los brutales matones a sueldo, vestidos con trajes, junto con otros hombres de aspecto de gorilas, fueron vistos afuera del Hotel Carlyle en Manhattan el jueves entre excursiones escoltando a la pareja, entre todos amenazando con sus puños, pistolas y ametralladoras a cualquiera que estorbara el orgulloso paso de Harry y Meghan por las calles. Durante los paseos a pie por la ciudad formaciones de policías de Nueva York, armados con ametralladoras, escoltaban a los duques. Uno de estos matones mencionó que estaba con el DHS, pero no especificó qué agencia, dejando un misterio la posible participación federal en la visita de la pareja a Nueva York.

Aunque han renunciado a sus funciones oficiales, Harry y Meghan siguen siendo miembros de la familia del jefe de estado británico y, por lo tanto, podrían esperar razonablemente cierta protección del gobierno mientras se encuentran en un entorno de alta amenaza, como Manhattan durante la asamblea general.

Si bien no son jefes de estado del Reino Unido, son parte de la familia del jefe de estado y, en momentos como cumbres, reuniones globales, se justifica que reciban algún nivel de protección, incluso si es financiado por los contribuyentes de EUA. Esta visita es sin disimulo una visita de dos ciudadanos privados, sin ninguna sanción oficial de ningún gobierno y es sorprendente el tratamiento de jefes de estado que han recibido de parte de la gobernadora de Nueva York, el alcalde de la ciudad y una embajadora de la Naciones Unidas. Además siempre sorprende la admiración abyecta de toda clase de celebridades por un príncipe simplón y sin puesto alguno en el gobierno de Gran Bretaña, y su esposa mentecata ex-actriz de serie D.

Si algo sucediera en Nueva York y el gobierno no extendiera la protección al duque y la duquesa, sería un incidente diplomático importante.

A Harry siempre le encantó burlarse de su hermano por la pérdida de cabello, una vez bromeó: “Creo que definitivamente es más inteligente que yo, pero lo establecimos en la escuela, junto con su calvicie”.

Se cree que, durante la reciente gira de la realeza por Nueva Zelanda, un fan le dijo: ‘Te pareces a tu padre’, a lo que Harry, ingenioso, bromeó: ‘También estoy perdiendo el pelo como él’.

Mientras tanto, el príncipe Felipe también estaba calvo.

Pero a diferencia de sus familiares, Harry ha tomado medidas para revertir el problema al visitar una clínica de pérdida de cabello en Londres a fines de 2019.

Se dice que se sometió a un tratamiento de engrosamiento del cabello en la prestigiosa Clínica Tricológica Philip Kingsley, según The Sun.