Restaurar El Cabello: Impresora 3-D

0
401

En la Universidad de Columbia, un equipo de investigadores utilizó la impresión 3D para hacer crecer el cabello. La tecnología les permitió crear fácilmente moldes de plástico que luego se utilizaron para hacer crecer los folículos capilares. Una gran innovación para el sector médico, ya que es muy difícil hacer crecer el cabello humano en condiciones de laboratorio. Se han realizado algunas investigaciones en el pasado para bioimprimir el cabello, sin embargo, los investigadores estadounidenses buscan crear un método que permita que los folículos capilares crezcan más fácilmente imprimiendo en 3D los moldes en los que crecen.

Los humanos han estado preocupados por el cabello desde el comienzo de la historia. Han usado pelucas desde alrededor del año 3000 bce. Comino, rábano picante, excrementos de paloma y otras misceláneas fueron empleadas para detener la calvicie. En el 420 bce Hipócrates recomendó la castración como una cura para la calvicie, cuando notó que los eunucos nunca se quedaban calvos.

El equipo comenzó con una observación clara: las células tomadas de la base del cabello humano no crecen cuando se cultivan en el laboratorio, a diferencia del pelo de animales como ratones o ratas. Son demasiado resistentes, lo que limita la reconstrucción capilar y el cultivo de injertos. Para superar este problema, los investigadores crearon un molde de plástico diseñado para reproducir un microambiente natural que estimula el crecimiento del folículo piloso. Este molde tiene picos pequeños muy finos, de medio milímetro de ancho, dentro de los cuales crecen las células. “Las técnicas de fabricación tradicionales no pudieron crear estructuras tan finas. Por lo tanto, este trabajo ha sido facilitado en gran medida por las innovaciones de la tecnología de impresión 3D “, explica Angela Christiano, quien inició este estudio.

Angela Christiano lidera el trabajo de investigación

Los moldes se imprimieron en 3D en una impresora 3D de escritorio FDM, específicamente la Sindoh 3DWOX.

En los pequeños pozos microscópicos dentro de los moldes se les colocaron células de piel neonatal. Los folículos capilares donados por voluntarios de laboratorio se sembraron en estos micropocillos, junto con un cóctel de factores de crecimiento estimulantes del cabello.

Tres semanas después de colocar los ingredientes en el molde, el resultado fue el crecimiento de algunos de los folículos capilares más robustos que se desarrollaron completamente fuera de la piel. La investigación fue publicada en la revista científica Nature.

Angela Christiano continúa: “Podemos crear una especie de granja de cabello, es decir, una red de cabello que esté diseñada y moldeada adecuadamente para que pueda ser trasplantada en el cuero cabelludo del mismo paciente. La restauración del cabello se vuelve mucho más accesible para todos los pacientes, hombres o mujeres. Ya no estaremos limitados por la cantidad de donantes de cabello. Como regla general, se necesitan alrededor de 2000 folículos sanos para lograr un trasplante exitoso ”. La industria farmacéutica también podría utilizar los folículos artificiales para detectar nuevos medicamentos para el crecimiento del cabello.

La innovación de la Dra. Angela Christiano podría, en el futuro, dar a los pacientes acceso a folículos de cabello ilimitados. Se ofrecerían unos pocos folículos para ser colocados en el molde, y los investigadores podrían cultivar más folículos. La cirugía de trasplante capilar se abriría a un grupo mucho más amplio de pacientes.

Pueden pasar años antes de que los folículos capilares derivados de células madre puedan revolucionar el tratamiento e interrumpir la industria de la pérdida del cabello. Dado que el estudio no se realizó en humanos, el proceso de trasplante primero debe optimizarse para humanos antes de que puedan comenzar largos ensayos clínicos.

Sabemos que la persona promedio tiene 100,000 folículos capilares en la cabeza y pierde alrededor de 100 pelos al día. Sabemos que el cabello es el segundo tejido de más rápido crecimiento en el cuerpo después de la médula ósea. Sabemos que todos los hombres y las mujeres envejecen, y que la pérdida de cabello es uno de los símbolos más visibles de eso. Tal vez algún día no sea así.