Trasplante Alogénico de Cabello Sin Inmunosupresores

0
41

En los trasplantes de cabello actuales, el cabello de un paciente se mueve desde la parte posterior y los costados de su propio cuero cabelludo hasta el área receptora del cuero cabelludo donde el cabello se injertará. La cobertura es limitada si el paciente no tiene suficiente cabello donante. En un nuevo estudio, parece posible que se puedan extraer los folículos del cabello de una persona y trasplantarlos al cuero cabelludo de otra persona.

Estas investigaciones pueden aumentar la cantidad de personas que podrían calificar para los procedimientos de restauración capilar. El trasplante de cabello ha estado históricamente a merced de la genética, ya que la candidatura para un trasplante de cabello ha estado limitada por la cantidad de folículos donates que una persona tiene en el cuero cabelludo.

Investigadores del Hospital de la Universidad Nacional de Seúl (SNUH) descubrieron un método que permite a los pacientes con pérdida de cabello recibir folículos de cabello sano de otras personas sin tomar un inmunosupresor.


Profesor Kwon Oh-sang

Actualmente, los pacientes con pérdida de cabello se someten a una terapia farmacológica en la etapa inicial. Sin embargo, si la pérdida de cabello puede progresar hasta tal punto que es difícil de tratar con medicamentos, y los pacientes consideran el trasplante de cabello como una opción.

En particular, el trasplante de cabello es el único tratamiento conocido para la pérdida permanente del cabello causada por medicamentos contra el cáncer o la pérdida severa de cabello androgenética.

El trasplante capilar actual se llama trasplante capilar autólogo, que injerta un injerto de la piel del paciente que contiene folículos capilares sanos y lo trasplanta en el área donde se ha producido la caída del cabello. Sin embargo, este método solo utiliza los folículos pilosos existentes del paciente, extrayéndolos de un área e injertándolos en otra, y no genera nuevos folículos pilosos.

Para resolver estos problemas, el equipo, dirigido por el profesor Kwon Oh-sang del departamento de dermatología del hospital, se centró en las células dendríticas involucradas en la inmunidad humana.

Las células dendríticas reconocen las células anormales como los tumores en el cuerpo humano y luego juegan un papel en ordenar a las células T inmunes que ataquen los tumores. Desafortunadamente, el sistema inmune también ataca los órganos trasplantados después de reconocerlos como un cuerpo extraño.

Los investigadores se centraron en el hecho de que las células dendríticas del donante juegan un papel importante en el rechazo inmune agudo.

El equipo usó irradiación ultravioleta B, que se usa ampliamente en terapias dermatológicas, para eliminar todas las células dendríticas del donante presentes en los folículos capilares del donante.

Posteriormente, los investigadores realizaron un injerto de cabello alogénico en 24 ratones humanizados, que tenían el mismo nivel del sistema inmune que el humano, a través del trasplante de células madre hematopoyéticas.

Como resultado, los folículos capilares trasplantados produjeron nuevo cabello negro, y se descubrió que el cabello sobrevive más de seis meses sin una respuesta de rechazo inmune.

Según el equipo, los folículos pilosos son órganos independientes presentes en la piel y tienen un “privilegio inmune” que está relativamente libre de rechazo inmune. Como el cerebro y la córnea también tienen este privilegio, el equipo podría reproducir el mismo estado de los folículos pilosos que existía en los cuerpos de las personas al eliminar las células dendríticas del donante involucradas en la presentación directa del antígeno.

“A través de esta investigación, hemos obtenido una nueva base médica para el trasplante de cabello sin el uso de inmunosupresores”, dijo el profesor Kwon. “Aunque sería un desafío aplicarlo a la práctica clínica, la investigación es significativa ya que puede utilizar nuevos recursos implantables que antes no eran posibles”.