Trasplante de Cabello por FUE

0
469

Trasplante de Cabello por FUE

La técnica de trasplante de cabello conocida como Follicular Unit Extraction (FUE), es uno de los dos métodos principales de obtener unidades foliculares para el trasplante de cabello. Usando esta técnica se extraen las unidades foliculares individuales, de una por una, directamente desde la zona donante del paciente mediante instrumentos quirúrgicos especialmente diseñados. Esto difiere de la técnica strip (o tira) donde se disecciona una tira de piel de la parte de atrás de la cabeza de donde se extraerán los folículos a implantar.

La técnica FUE no requiere sutura, así como menos molestias post-operatorias. Ha ganado popularidad entre quienes con frecuencia desean llevar el cabello a menos de 2mm de longitud, porque a diferencia de la clásica técnica “strip”, no deja una cicatriz lineal en la zona donante del cuero cabelludo del paciente. La extracción por FUE se realiza idealmente en una distribución aleatoria dentro del área donante segura, que es en la parte de atrás de la cabeza, donde los folículos donantes son mucho menos sensibles a la acción de las hormonas que provocan la alopecia androgenética. El patrón de extracción debe de ser aleatorio para evitar dejar pequeñas áreas desprovistas de folículos, que luego serán vistas como ‘huecos’ calvos en el cabello. Después de una única sesión o incluso múltiples sesiones de FUE el cabello en la zona donante luce ligeramente menos denso que anteriormente, pero sólo tras una inspección.

La técnica FUE fue descrita por primera vez por el Dr. Masumi Inaba en Japón en 1988, que introdujo el uso de una aguja de 1 mm para la extracción de unidades foliculares. El primer trasplante FUE moderno fue realizado con éxito en pacientes por el Dr. Ray Woods en Australia en 1989.

La técnica FUE tiene algunas limitaciones, pues la distribución de los folículos extraídos debe permanecer constante para mantener una apariencia natural en el área donante para evitar el “adelgazamiento” excesivo en esta área. El área a extraer puede ser o no ser suficiente para obtener la cantidad de folículos pilosos necesarios para el trasplante.

Pacientes con cicatrices en el cuero cabelludo pueden tener un trasplante FUE directamente en una cicatriz, para disimular o eliminar incluso una fina cicatriz lineal resultante de una cirugía Strip previa. Muchos cirujanos creen que una combinación de strip seguida por una sesión FUE se lograr el mayor número de injertos a largo plazo, y al mismo tiempo reducir al mínimo o eliminar cualquier cicatriz resultante.

 

El vello del cuerpo puede ser utilizado usando la técnica FUE

El vello del cuerpo puede ser utilizado usando la técnica FUE  cuando un paciente no se considera que tiene suficiente densidad de cabello en la zona donante del cuero cabelludo.

Mientras un procedimiento por strip normalmente garantiza un gran número de unidades foliculares intactas, pues estas se diseccionan de manera de que no se dañen, los procedimientos FUE conllevan un mayor riesgo de transección (cuando los folículos son cortados por el instrumento de extracción), haciéndolos inútiles en un trasplante. La habilidad del cirujano y su equipo, y el tipo de instrumentación utilizada, son factores importantes en la supervivencia de las unidades foliculares.

La recolección de injertos por FUE puede causar un tipo de cicatrización conocida como “pit scarring”, en la forma de cicatrices pequeñas, redondas, y normalmente blancas en la zona donante del paciente, esto solo se puede minimizar si la extracción es realizada por un cirujano calificado, y estas pequeñas marcas son a menudo difíciles de detectar cuando el cabello en la zona donante se encuentra en una longitud normal.

FUE generalmente deja algún sangrado inicial, pero tiene un tiempo de recuperación del paciente más rápida y causa significativamente menor malestar post-operatorio que el trasplante por tira o Strip, generalmente la recuperación es completa en el plazo de 7 días.