Un Estudio Predice un Riesgo de Calvicie Severo Utilizando un Nuevo Perfil Genético

0
45

¿Cuáles son las posibilidades de que me quede calvo? ¿Qué tan calvo seré? ¿Puedo estar seguro? Estas son algunas de las preguntas más comunes en pacientes con pérdida de cabello. A pesar del amplio conocimiento sobre los mecanismos y causas de la alopecia androgenética, las respuestas a estas preguntas han sido un poco confusas. Una nueva investigación ha agudizado el enfoque en la mezcla genética que resulta en la pérdida del cabello y ha permitido predicciones más precisas. Un estudio publicado en febrero de 2017 en la revista PLoS Genetics identificó más de 250 ubicaciones de genes recientemente vinculadas a la caída del cabello. Con esta información, los investigadores predijeron con mayor precisión la calvicie severa en comparación con los métodos anteriores.

Fondo

Sabemos que la susceptibilidad a la caída del cabello es impulsada por la genética. Uno de cada dos hombres de 50 años experimenta algún grado de calvicie, y esa proporción aumenta a más del 60% de los hombres de 60 años o más. También sabemos que uno de los genes más importantes en la caída del cabello, llamado gen del receptor de andrógenos (AR), se encuentra en el cromosoma X. Fuera de eso, el conocimiento de la composición genética precisa que resulta en la calvicie es escaso y existe una amplia variación en los patrones de calvicie. Algunas pruebas genéticas, como la prueba HairDx, se han desarrollado para predecir el riesgo de calvicie de un paciente, pero carecen de la capacidad para determinar su gravedad. Hasta la fecha, el mejor método para predecir el alcance de la pérdida de cabello en el futuro es que un médico experimentado tome un historial personal y familiar y realice un examen físico que incluya una evaluación de la miniaturización del cabello del cuero cabelludo.

Desarrollar una comprensión más profunda de las complejas relaciones genéticas que resultan en la pérdida del cabello será importante en la práctica clínica, ya que estas relaciones pueden ayudar a predecir la pérdida del cabello en el futuro y guiar los métodos de tratamiento.

El Estudio

Los investigadores seleccionaron un grupo de más de 52.000 hombres con calvicie de patrón masculino del UK Biobank. Esta es una base de datos masiva de más de medio millón de personas de entre 40 y 69 años con información acumulada de 2006 a 2010. Este grupo era más de cuatro veces el tamaño del estudio de pérdida de cabello más grande que se había realizado anteriormente. Los investigadores aplicaron un estudio de asociación de todo el genoma (GWAS) a una cohorte de aproximadamente 40.000 hombres e identificaron 287 ubicaciones de genes (loci) estadísticamente importantes vinculadas a diversos grados de calvicie, más de 35 veces las ocho señales genéticas encontradas en el estudio anterior más grande.

Utilizando este conjunto de 247 loci en cromosomas no sexuales o autosómicos y 40 loci en el cromosoma X, los investigadores analizaron los 12.000 hombres restantes en busca de patrones predictivos. Los resultados indicaron que el valor predictivo del uso de este conjunto de loci genéticos fue de 0,78 para la caída grave del cabello, 0,68 para la caída moderada del cabello y 0,61 para la caída leve del cabello. Cuando se agregó la edad del sujeto, la puntuación predictiva mejoró a 0,79 para la caída grave del cabello, 0,70 para la caída moderada del cabello y 0,61 para la caída leve del cabello. Los sujetos cuyas puntuaciones individuales, basadas en su composición genética, estaban por debajo del punto medio del rango de puntuaciones, tenían una probabilidad significativamente mayor de no tener pérdida de cabello que de una pérdida de cabello grave. Por el contrario, casi el 60% de los sujetos cuyas puntuaciones individuales se encontraban en el 10% superior del rango de puntuaciones tenían una calvicie de moderada a grave.

Si bien las predicciones no fueron extraordinariamente precisas (los autores caracterizaron la precisión como “todavía relativamente burda”), sí mostraron una clara mejora en la precisión predictiva con respecto a estudios anteriores.

Resumen

La caída del cabello es un motivo de grave preocupación para muchas personas. Las investigaciones muestran que los hombres con una pérdida de cabello extensa pueden experimentar impactos psicosociales significativos, como una menor imagen de sí mismos y una reducción de las interacciones sociales. Algunos estudios han asociado la calvicie con un mayor riesgo de cáncer de próstata y enfermedades cardíacas.

Comprender los factores complejos que comprenden la genética de la pérdida del cabello puede ayudar a los médicos a personalizar potencialmente los tratamientos según el perfil genético del paciente y su riesgo de calvicie. Más allá de eso, diagnosticar la posible gravedad de la pérdida de cabello puede ayudar a los médicos a tener una ventaja en el tratamiento de lo que podrían ser afecciones relacionadas con la vida.

Con grandes bases de datos como UK Biobank, los investigadores ahora pueden profundizar en esta información y desarrollar conjuntos de datos cada vez más claros y altamente granulares que pueden identificar sistemas complejos y potencialmente conducir a tratamientos mejorados.