La vitamina D para el crecimiento del cabello

0
2407

La vitamina D para el crecimiento del cabello

Una dieta bien equilibrada que contenga los nutrientes esenciales, incluyendo vitaminas puede ayudar a mantener la salud de tu cabello. Las vitaminas esenciales incluyen A, C, D, E, K, y el complejo B.

Hay 5 formas de la vitamina D y colectivamente son conocidas como calciferol. La vitamina D2 está hecho de ergosterol. Es producida en los invertebrados, hongos y plantas en respuesta a la luz solar. Los seres humanos y otros vertebrados no producen vitamina D2. La vitamina D3 se manufactura en la piel cuando el 7-dehyrocholestrol reacciona con la luz ultravioleta. Un ser humano necesita de 10 a 15 minutos de exposición al sol, con un índice UV superior a 3, por lo menos dos veces a la semana en la cara, brazos y espalda sin protección solar, para sintetizar cantidades adecuadas de vitamina D3.

Hasta hace poco, las dos formas de la Vitamina D (D2 y D3) se consideraban igualmente beneficiosas. No obstante, nuevas investigaciones de la Universidad de Surrey han llevado a los médicos a la conclusión de que la vitamina D3 es dos veces más importante para la salud general que la vitamina D2. Para llegar a sus conclusiones acerca de los distintos tipos de vitamina D, la Universidad de Surrey, estudió a 335 mujeres de raza europeas y del sur de Asia durante los meses de invierno, cuando los niveles de vitamina D están en una baja anual en el cuerpo. El grupo se dividió en cinco grupos, a algunas se les administró un placebo, y a las demás un jugo que contenía vitamina D2 o D3 y a otras una galleta que contenía vitamina D2 o D3. Los hallazgos del equipo mostraron que la vitamina D3 es dos veces más eficaz en aumentar los niveles de la vitamina que la D2. La D3 ingerida a través de un jugo o galleta, los resultados fueron en gran medida los mismos.

En un estudio realizado recientemente en Turquía, descubrió que el 91% de las personas que recibían tratamiento para la alopecia areata, el trastorno autoinmunitario que conduce a repentinas, e irregulares pérdidas de cabello, también tenían niveles bajos de vitamina D.

 

 

 

 

La vitamina D es muy importante en la activación de las células troncales en los folículos pilosos y en la regulación de la biología de la piel. Un estudio de 2012 en la revista Stem Cells Translational Medicine sugiere que la vitamina D puede ayudar a multiplicar nuevos folículos, donde pueden crecer cabellos nuevo. Esto puede mejorar la densidad del cabello o reducir la cantidad de pérdida de cabello. Se cree que la vitamina D permite que el calcio sea procesado por el cuerpo humano, y desencadena el proceso de crecimiento de células dañadas de la piel, incluyendo aquellas en el cuero cabelludo, y permite la regeneración de las células vitales para el crecimiento del cabello.

La vitamina D, junto con otras substancias descubiertas recientemente, también puede ayudar a “despertar” a los folículos que han pasado a una etapa de reposo, según investigadores de la Universidad de Harvard. La calvicie ocurre cuando los folículos están constantemente en estado de reposo. Aunque cabe notar que incluso despertando los folículos en reposo, el crecimiento de cabello no siempre se produce.

Cuando hay desequilibrios alimentarios – ya sean de vitamina D u otras vitaminas o minerales, como el hierro o zinc – una condición de pérdida temporal del cabello llamada efluvio telógeno puede ser activada. Esto se observa más comúnmente en mujeres y causa pérdida difusa de todo el cuero cabelludo.

La vitamina D es muy importante para la división celular y el proceso donde las nuevas células reemplazan a las antiguas que ya no son funcionales. También está implicada en la diferenciación celular y el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Sin embargo, la regulación de los niveles de calcio y fosfato en el cuerpo humano es el primer y más importante objetivo de vitamina D, lo que garantiza huesos, piel, uñas y cabello fuertes y bien alimentados.

En la ausencia de vitaminas y minerales, el folículo piloso se encogerá y se producirán cambios en el ciclo de crecimiento, lo que puede provocar que el cabello se debilite y adelgace.

Fuentes de vitamina D:

Los médicos no recomiendan la exposición a la luz sola excesiva, debido al aumento del riesgo de desarrollar cáncer de piel, pero en la medida en que consiga pasar más tiempo al aire libre sin conseguir quemado por el sol, todo debe estar perfectamente seguro. Si usted vive en una zona soleada, recuerde usar protector solar con un factor de protección UV (SPF 15 como mínimo). En cuanto a la dieta, el pescado graso es una gran fuente de vitamina D – el bagre, el salmón, la caballa y el atún, por ejemplo. Otras fuentes dietéticas incluyen, pero no están limitados a los huevos enteros, el hígado, jugo de naranja, champiñones y el aceite de pescado omega-3.

Previous articleLa Pérdida de Cabello Difusa
Next articleCausas de pérdida de cabello en las mujeres